martes, 12 de julio de 2016

Como hacer un pastel de sandia para tu próxima fiesta

Los pasteles de sandia son una opción nutritiva y diferente a los pasteles tradicionales llenos de grasas y calorías. Son perfectos para disfrutar en el verano, además de que son más fácil de hacer que un pastel normal. Puedes hacer un sencillo pastel de sandía de un nivel o puedes preferir aumentar el numero de niveles colocando dos o tres capas encima de la base. 
Para un modelo sencillo necesitarás: una sandía grande, fruta de tu preferencia para decorar, cuchillo, cortadores de galletas, palillos o mondadientes.
Procedimiento: primero deberás cortar los dos extremos de la sandía para trabajar sobre una sola pieza central. Retira toda la cascara con ayuda del cuchillo y tendrás una pieza circular parecida a un cilindro de poca altura. Esta es la base del pastel. Aparte con ayuda del cortador de galletas saca figuras de frutas que sean de tamaño grande (ejemplo: piña, melón, o los mismos recortes de la sandía) Con los palillos o mondadientes clava estas figuras en la superficie de la sandía para decorarla. Usa también otro tipo de frutas como fresas, uvas, kiwi, duraznos, naranjas, cortadas en rebanadas (o en piezas enteras en el caso de frutas pequeñas) para complementar la decoración. Haz las combinaciones a tu gusto y preferencia. Mira estas ideas:


















No hay comentarios:

Publicar un comentario